miércoles, 22 de octubre de 2014

¿Te gusta andar en bici?

Poco a poco la bici se va imponiendo como una excelente alternativa de transporte. 
Además de ser saludable, colaboramos con el medio ambiente y la disminución del tránsito.
¡Pero hablemos de los beneficios que ganamos  pedaleando!

Desde el punto de vista fisiológico desarrollamos nuestra capacidad aeróbica y también la fuerza.
Y si sos verdaderamente un ciclista, agregamos la fuerza-velocidad.

Ahora bien, muchos piensan que andar en bici es lo mismo que salir a correr.
En parte sí y en parte no.
Ambas son actividades que aumentan nuestra capacidad aeróbica, es la parte del sí.

Pero las cadenas cinéticas utilizadas en cada disciplina son diferentes.

¿Qué son las cadenas cinéticas?
Para explicarlo sencillamente... en cada movimiento que realizamos, las articulaciones, los nervios, los músculos y los huesos actúan como eslabones, conectados en una cadena.
Correr y andar en bici son diferentes, porque los movimientos también lo son.

Por lo tanto los entrenamientos de las cadenas musculares también difieren o deberían diferir.

Dejenme decirles también, que andar en bici no es sólo cuestión de piernas...
Un ciclista muchas veces quiere enfocarse solamente en los músculos de su tren inferior, desde la cadera pasando por las rodillas hasta los tobillos,
Sin embargo la musculatura del tren superior, tronco, columna y extremidades, son quienes actúan como estabilizadores.
Esta estabilización nos permite, entonces, aplicar más fuerza sobre los pedales porque la cadera y las piernas tienen así una base estable contra la que empujar y tirar cuando pedaleamos.

Y para terminar, aunque hay mucho más para hablar sobre las bicis, recuerden realizar estiramientos después de pedalear.

Aprovechá los días lindos, limpiá tu bici, infla le las ruedas y...¡a pedalear!
Después contame cómo te sentiste.

Ci vediamo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario